Queiron Crossfit Pamplona

¡Hola a tod@s! Hoy os voy a contar un poquito acerca del box en el que entreno, mi segunda casa desde hace 2 años y medio.

Uno de los primeros boxes en España

Queiron Crossfit se encuentra situado en el Polígono Industrial de Mutilva Baja, a 10 minutos en coche del centro de Pamplona. Es una nave industrial de techos muy altos; tiene una superficie de unos 600m2 repartidos en una única planta en la cual encontramos la recepción, los vestuarios y la zona de entrenamiento.

Este box abrió las puertas en Mayo del 2013, siendo uno de los 20 primeros boxes oficiales de CrossFit en España.

El material que podemos encontrar en el box es similar al de otros boxes: cuenta con 6 remos, 6 assault bikes, kettlebells de diferentes tamaños, balones, cajones de jerk para trabajar la halterofilia, y un largo etc. Todo este material está distribuido por las diferentes paredes que forman el box, y en el medio de este, podemos encontrar el rack, con la peculiaridad de que es el primer rack de Singular Wod de todo el mundo.

Clases en Queiron CrossFit

En Queiron Crossfit puedes encontrar diferentes clases, y para ello cuentan con entrenadores específicos para cada modalidad. Miguel Etayo, Javier Ochoa-Lácar, Peio Chocarro y Josetxo Arrizabalaga, son encargados de impartir las clases de crossfit y endurance.

Por otro lado, tenemos a Javier Gomez, entrenador de Gymnastics; Nedko Karambikov, es el encargado de impartir las clases de Halterofilia; Saioa Ortiz trabaja con los más peques, en lo que llamamos “Queiron kids” y por último, Diana Cruz, profesora de Yin Yoga.

Las clases comienzan a las 8 de la mañana y finalizan a las 22h de la noche, de esta forma es muy fácil encontrar un hueco para poder entrenar y compaginarlo con los horarios de trabajo.

Queiron Games y Winter Games

En el box, se realizan diferentes eventos a lo largo del año con el objetivo de juntarnos todos los socios, conocernos y poder compartir momentos juntos disfrutando del crossfit.

El primer evento del año suelen ser los Queiron Games, una competición interna individual que pretende encontrar a los mejores atletas del box. Le siguen los Winter Games, una competición más lúdica por equipos en la que se busca el forjar la palabra “comunidad”.

queiron games resultados

En esta competición los equipos son elegidos por los coaches y normalmente nos toca hacer equipo con gente que no conocemos, y es una oportunidad perfecta para hacerlo. A estos eventos, también hay que sumarle el que se realiza en Navidad; suele ser también una competición por equipos con la peculiaridad de que todos vamos disfrazados.

Ya os he contado un poco acerca del box en el que entreno, ahora os contaré mi experiencia en él.

Mi experiencia en este deporte

Caí en esto del crossfit como la mayoría de gente, por casualidad.

Con 8 años comencé a hacer gimnasia rítmica en el colegio y poco después pasé a un club. En él empecé a competir a nivel autonómico y a los meses pasé a nivel nacional. Durante los siguientes 12 años mi vida se resumió en ir a clase y entrenar. Era mi pasión, el lugar en el que yo me sentía cómoda y donde más disfrutaba.

Hace 4 años, por una serie de circunstancias, decidí dejar lo que hasta ese momento era mi vida, no quería volver a saber nada del deporte ni de la competición. Pasaron los meses y apenas había ido dos días al gimnasio, no encontraba nada que me motivase. Por aquel entonces empecé a oír la palabra “CrossFit”.

Mi novio y un amigo decidieron probar esta modalidad que se estaba poniendo tan de moda. Cada día venían con las manos abiertas, con agujetas en todos los músculos de su cuerpo y me contaban que entre otras cosas, movían ruedas de tractor. Yo, como mucha de gente, los tomaba por locos, y ellos sin embargo, cada día lo disfrutaban más.

No encontraba el momento de empezar

A pesar de que insistieron en que fuese a probar yo tenía un miedo terrible a muscularme (“porque yo me musculo muy rápido”, típico discurso que tenemos muchas chicas, y que yo por supuesto tenía). No consiguieron que fuese a probar, pero si a ver una competición que se realizaba en el que ahora es mi box.

En ese momento me picó realmente la curiosidad. Vi a esa gente luchando y dejándose la piel en cada movimiento, sentí la fuerza que entre todos hacían para animarse, daba igual que ni siquiera supiesen su nombre, le animaban igual.

A partir de ahí decidí que iba a ir a probar un día, pero nunca veía el momento. Lo dejé pasar hasta que en abril del 2015 acudí a mi primera clase. A partir de aquí, todo lo demás es positivo. Las primeras clases fueron raras, yo venía de un deporte donde un mismo ejercicio se repite mil veces hasta la saciedad. Y aquí cada día era algo distinto; cada día tocaba un ejercicio nuevo que tenía que aprender. Creo que eso es una de las cosas que más me gustaron del crossfit, que hay tantos ejercicios, que aún a día de hoy sigo descubriendo nuevos.

Empecé yendo uno o dos días por semana ya que estudiaba y trabajaba a la vez.

jennifer serrano crossfit

Imagen de iko_pb

Cuando apenas llevaba un mes entrenando, unos equipos de mi box iban a ir a Valladolid a una competición por equipos. Una de las chicas estaba lesionada y no llegaba a la competición, por lo que me llamaron para ir con ellos.

Cuando recibí la llamada sentí mil cosas a la vez. Por un lado estaba muy agradecida que hubiesen pensado en mí, pero por otro lado me veía incapaz de dar la talla, acababa de empezar y había un montón de ejercicios que aún no había aprendido.

Me animaron a ir y probar, y se volvió a despertar en mí esas ganas de competición que había tenido años atrás, así que sin pensarlo tampoco mucho les dije que sí. La competición fue una experiencia increíble, pude conocer más a fondo este deporte y me entraron unas ganas enormes de seguir entrenando y mejorando.

Crossfit me ha devuelto la ilusión por el deporte

A partir de ese momento comencé a entrenar más, he seguido compitiendo y sigue en mí ese deseo de mejorar en cada movimiento.

Sin duda el crossfit me ha devuelto la ilusión por el deporte. Me ha devuelto las ganas de querer superarme día a día, de no conformarme con nada y me ha demostrado que podía volver a disfrutar compitiendo.

Por supuesto, todo esto también ha sido posible gracias a mi box, a Queiron Crossfit. Me acogieron desde el primer momento y me han ayudado cada día. Me han enseñado los valores de este deporte y están haciendo de mí mejor atleta. Muchas gracias!